Tallas

Partimos de telas hidrofugadas. Esto quiere decir que la composición del tejido contiene polímeros de silicona que hacen que sea impermeable, tejidos aptos para protegernos de la lluvia.

Adquirimos estos tejidos con unas texturas que simulan piel de melocotónal al tacto. Esto es muy importante de cara al resultado final del trabajo.

Después de un exhaustivo proceso de selección, se realiza el corte de los triángulos que se denominan 'tallas'. Con tallas ya tenemos un paraguas. Ya está la base del trabajo.

Una vez llegado a este punto ya podemos bocetar y después realizar la pintura. Se empleará pintura téxtil ecológica no contaminante, ya que se manipula con agua.

La clave para un buen acabado está en el fijado posterior, el cual se realiza mediante calor. Es importante calcular la temperatura exacta del fijado de los tintes de cada tejido. Si es insuficiente no se fijará y si es demasiada se quemará la talla.

Una vez fijados los colores ya se puede elaborar el manufacturado del paraguas como tal. Se cosen las tallas y se monta el paraguas en sí.

Como punto final se añade el puño. A veces habrá sido tallado por un artesano. Así se acaba el proceso de elaboración de un auténtico paraguas Nela Diseñote.

Compartir esta entrada

Comentarios (0)

No hay comentarios en este momento